Nos guste o no el éxito de la canción del veranoDespacito” de Luis Fonsi, ha hecho más por la difusión del español en pocos meses que muchas políticas de años y años. Y es que la música en español y su influencia es mucho más importante de lo que pensamos. Pero vamos por partes…

Aprende español despacito

Personas de todas partes del mundo quieren aprender español “despacito”

Desde hace meses todos tarareamos este famoso: despacito, pasito a pasito, suave suavecito…, que ha sido número 1 en las listas de éxitos de medio mundo, ya tiene más de 1 billón de visitas en Youtube, se han hecho versiones en los idiomas más insospechados, etc. Al mismo tiempo, y esto es lo más importante, muchos jóvenes y no tan jóvenes que no tienen mucha idea de español, se han aprendido un texto, una letra en español que recitan sin parar. ¡Aprende español “despacito”!

Con respecto a la calidad musical, no vamos a entrar en el hecho de que la letra y texto son justamente los de una canción del verano, ¡sin mucha sustancia! La cruda realidad es que hasta eso es beneficioso que sea así: letra fácil, simplona, pegadiza, que consigue que todo el mundo tenga capacidad para repetirla y memorizarla.

Obviamente, a los jóvenes que empiezan sus estudios de español, encontrar canciones que entienden y con letras que saben pronunciar, les anima a continuar con su aprendizaje. Si además lo aderezamos con un poquito de baile, verano, chicos y chicas guap@s, el atractivo traspasa al propio idioma y abarca a  nuestra forma de relacionarnos, divertirnos, lo que hace más atrayente la idea de aprender español en España o visitar alguno de los países donde se habla.

Actualmente el reguetón​​​​ o reggaeton es la música más popular en muchos de los países de habla hispana, incluida España.

Aun cuando el reguetón es la música más popular en muchos de los países latinos, se ha criticado duramente las letras de esta música de moda. Son en muchos casos ciertamente machistas, se manifiesta constantemente esa sumisión de la mujer al hombre, en el aspecto sexual fundamentalmente. A pesar de ser así, vayamos más allá, y aprovechemos este auge de la música en español para que nos ayude a lo que pretendemos: difundir nuestro idioma, nuestra forma de vida y nuestros atractivos culturales. Centrémonos en aquellas canciones que se adaptan a esos valores y trabajemos con ellas en las clases de español, en las redes sociales y en los medios de comunicación. La realidad es que hay un potencial muy importante por descubrir.

Así mismo, esto de lo que hablamos ya lo hicieron los anglosajones hace muchos años. Hoy escuchamos música en inglés de todas las épocas y estilos y seguro que no se sentirán orgullosos de todas las letras de sus canciones, normal. Pues exactamente igual debería de pasar con las nuestras. Ayudemos a nuestro idioma y a nuestra cultura, y apoyémonos en la música, en la buena si puede ser, pero no vamos a ir contracorriente.

En definitiva, aprovechemos justamente esta corriente para lo que nos interesa: atraer a más personas interesadas por nuestro idioma, por aprenderlo, por hablarlo y ¡por cantarlo!   Así “despacito”, el español avanza.

Aquí tenéis algunas pruebas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*